El nuevo sistema de liquidación a la Seguridad Social – CRET@

El nuevo sistema de cotización, cret@, de próxima implantación, hace una completa inversión del proceso de liquidación de cuotas a la Seguridad Social. Mientras hasta ahora la empresa (o habitualmente el asesor) debían ofrecer el seguro social finalizado y calculado a través del fichero FAN, a partir de ahora esto cambiará diametralmente ya que ahora lo único que hay que proporcionarle a la TGSS son las bases de cotización, entendidas en tramos en función de las distintas situaciones de afiliación de un trabajador, además de tener que proporcionar los ficheros de afiliación y retributivos pertinentes.

Es decir en términos culinarios, proporcionamos los ingredientes y ellos nos darán el guiso. Esto cambiará la óptica de control y los procesos internos de los departamentos de administración de personal. La empresa está reportando mensualmente desde hace casi un año los ficheros CRA, que es simplemente un desglose de qué conceptos se pagan a cada trabajador, cuándo se pagan y cómo está desglosado este pago. Es decir, les estamos dando una foto de retribuciones brutas con carácter mensual.

Aparte estamos dando un fichero de bases de cotización que lógicamente deberá ser congruente con dicho reporte retributivo.

Ahora debemos todos hilar más fino, ya que cualquier incongruencia entre reportes retributivos y bases de cotización reportadas, deberá ser regularizada con la pertinente declaración complementaria L09 o L03 según proceda. Esto anteriormente era algo que podía quedar camuflado en una base máxima, ahora no, eso será algo visible, será una deuda.
Antes para detectar estas infracotizaciones la autoridad laboral chequeaba claves “A” del modelo 190, con reporte de bases de cotización y sacaba diferencias, que se debían justificar y en el caso que no fuera posible hacerlo implicaba una complementaria.

Ahora ese dato lo tiene mensualmente la TGSS, fichero CRA versus fichero de bases.

De cara a estar preparados a este cambio, los procesos que estamos adaptando en el área laboral de AUDALIA, y que entendemos que se deben vigilar principalmente, son:

• Adaptar correctamente la base de datos de afiliación que obra en TGSS y hacerla congruente e idéntica, con la base de datos del software de Administración de personal.

• Documentar todos los procesos de afiliación, altas, variaciones, bajas, FDI, delt@

• Repasar la configuración de los conceptos de cálculo, adaptados al nuevo tratamiento de las retribuciones en especie y otras rentas, publicados en diciembre de 2013.

• Realizar un cuadre del reporte CRA, con bases de TC1 o devengos cotizables de resumen de nómina.

• Valorar el ajuste en complementarias en cualquier tratamiento que se haya realizado incorrectamente.

Con todas estas acciones, facilitaremos el trabajo a TGSS, y haremos que el reporte mensual de cotización no tenga incidencias.

* Borja Prieto es Director del Área de Asesoría Laboral

La nueva gestión y control de los procesos por incapacidad (II)

Para finalizar el repaso del Real Decreto 625/2014 de 18 de julio, en esta segunda parte analizaremos la tramitación de los partes médicos y expedición de altas por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, y el seguimiento y control de las prestaciones económicas derivadas de una incapacidad temporal.

Tramitación de los partes médicos y expedición de altas por el INSS

El facultativo que expida los partes de baja, confirmación o alta le dará dos copias al trabajador, una para él y otra para la empresa. En el plazo de tres días a contar desde el mismo día de expedición del mismo el trabajador ha de entregarle a la empresa una copia o bien de la baja o bien del parte de confirmación. En el caso del parte de alta, el plazo es dentro del as 24 horas siguientes a su expedición.

El Servicio Público de Salud o, en su caso, la Mutua, remitirán los partes de baja, confirmación y alta al INSS, telemáticamente, de manera inmediata o, en su caso, en el primer día hábil siguiente al de su expedición. Las empresas deben remitir al INSS de forma inmediata, y en todo caso, en el plazo máximo de tres días hábiles contados a partir de la recepción del parte, a través del Sistema Red, los partes de baja, confirmación y alta que les presenten los trabajadores.

Cuando el empresario hubiese abonado a un trabajador una prestación de incapacidad en pago delegado sin haberse compensado dicho importe en el pago de los seguros sociales, podrá solicitar al INSS o a la Mutua, según quien sea competente para la gestión de la prestación, el reintegro de las cantidades abonadas pero no deducidas.

La no remisión de los partes médicos al INSS podrá suspender, a propuesta de la entidad gestora o de la Muta, la colaboración obligatoria de la empresa en el pago delegado de las prestaciones económicas por incapacidad temporal.

Seguimiento y control de la prestación económica derivada de una incapacidad temporal

El INSS, o en su caso, las mutuas, ejercerán el control y seguimiento de la prestación económica realizando las actividades pertinentes tendentes a comprobar el mantenimiento de los hechos que originaron el subsidio.

Una de las medidas es que el INSS podrá disponer que los trabajadores que se encuentren en situación de incapacidad temporal sean reconocidos por los inspectores médicos correspondientes. Igual facultad se le reconoce a las mutuas. La citación se le ha de comunicar al trabajador con una antelación mínima de cuatro días hábiles.

En dicha comunicación se le indicará que en caso de no acudir al reconocimiento, se suspenderá cautelarmente la prestación y, que si se sigue ausentando de forma no justificada en el plazo de diez días hábiles siguientes a la fecha del reconocimiento, se extinguirá definitivamente el derecho al subsidio.

Si el trabajador justifica su ausencia antes de la fecha del reconocimiento o el mismo día del mismo, se podrá fijar una fecha posterior, comunicándole al trabajador la nueva fecha con la antelación comentada anteriormente.

Cuando el trabajador que haya sido citado por la entidad gestora no se presente en la fecha indicada, el Director Provincial correspondiente dictará una resolución, que se le comunicará al interesado, suspendiendo cautelarmente el subsidio e indicándole que tiene diez días hábiles, a partir de la fecha en que se produjo la incomparecencia, para justificar la misma.

Se sigue la misma operativa cuando la citación se realice por parte de la Mutua. En ambos casos, la entidad gestora o la Mutua comunicarán a las empresas y a la TGSS telemáticamente la suspensión acordada.

Si el trabajador justifica su ausencia dentro de los diez días hábiles siguientes, el director provincial del INSS dictará nueva resolución, o la Mutua nuevo acuerdo, dejando sin efecto la suspensión cautelar y se rehabilitará el pago de la prestación con efectos desde la fecha en que se suspendió.

Si transcurren diez días hábiles desde la fecha en que, o bien el INSS, o bien la Mutua, citaron al trabajador y éste no justifica la incomparecencia, se dictará resolución declarando la extinción de la prestación económica con efectos desde el día en que hubiera sido efectiva la suspensión.

Como comentábamos al principio, hemos intentado reflejar los principales aspectos relacionados con la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal regulados por el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio.

Si necesitan un estudio más detallado no duden en contactar con nosotros, desde Audalia Asesores estaremos encantados de atender sus necesidades.

* David Valladares es Asesor Senior en el Área de Asesoría

La nueva gestión y control de los procesos por incapacidad (I)

El lunes 21 de julio se publicaba en el BOE el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración.

Cuando la cobertura de la misma le corresponda a la Mutua, y ésta considere que el trabajador puede no estar impedido para el trabajo, podrá emitir propuestas motivadas de alta médica, que será comunicada al trabajador afectado. Dichas propuestas se dirigirán a las unidades de inspección médica del Servicio Público de Salud.

En el caso de que se confirme la baja, se indicará el diagnóstico, el tratamiento y las causas que justifican la discrepancia. La inspección médica trasladará a la Muta este informe en el plazo máximo de cinco días desde la recepción de la propuesta de alta.

Si la inspección médica del correspondiente Servicio Público de Salud no recibe contestación podrá acordar el alta médica. Cuando la propuesta de alta formulada por una Mutua no fuese resuelta y notificada en el plazo de cinco días, la Mutua podrá solicitar el alta al INSS.

En este artículo trataremos de resumir, en dos partes, los aspectos fundamentales, desde el punto de vista del trabajador y de la empresa, que se regulan en este Real Decreto.

En esta primera parte analizaremos las declaraciones de baja y confirmación, informes complementarios y de control, declaraciones médicas de alta y propuestas de alta médica formuladas por las Mutuas. Y en la segunda veremos la tramitación de los partes médicos y expedición de altas por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, y el seguimiento y control de las prestaciones económicas derivadas de una incapacidad temporal.

Declaraciones de partes de baja y de confirmación

La emisión del parte médico de baja es el punto de partida de las actuaciones conducentes al reconocimiento del derecho al subsidio por incapacidad temporal.

En el caso de que la baja sea causa de un accidente de trabajo o una enfermedad profesional, los partes de baja, confirmación y alta serán expedidos por la Mutua.

El Servicio Público de Salud o la Mutua remitirán por vía telemática al INSS, en un plazo de tres días, además de los datos personales del trabajador, la fecha de la baja, la contingencia causante, el diagnóstico, el código nacional de ocupación del trabajador, la duración estimada del proceso, si procede, la declaración de que el proceso es recaída y, finalmente, la fecha en que se realizará el siguiente reconocimiento médico.

En los procesos de duración estimada inferior a cinco días naturales, el facultativo emitirá el parte de baja y de alta en el mismo acto. En función de cuando prevea que el trabajador se va a recuperar, consignará la fecha de alta, que podrá ser la misma que la de la baja o cualquiera de los tres días naturales siguientes.

En los procesos de duración estimada entre 5 y 30 días naturales, el facultativo emitirá el parte de baja indicando la fecha de la próxima revisión, que nunca excederá de siete días naturales desde la fecha de baja. Después del primer parte de confirmación, los sucesivos no podrán emitirse con una diferencia de más de catorce días naturales entre sí.

En los procesos de duración estimada entre 31 y 60 días naturales, el proceso hasta la primera revisión es similar al supuesto anterior, y la diferencia está en que tras el primer parte de confirmación, los sucesivos no podrán emitirse con una diferencia de más de 28 días naturales entre sí.

En los procesos de duración estimada de 61 o más días naturales, la primera revisión no excederá más de catorce días naturales desde la fecha de baja. Y después del primer parte, los sucesivos no podrán emitirse con una diferencia de más de 35 días naturales entre sí.

En todo caso, el facultativo expedirá el parte de alta cuando considere que el trabajador está capacitado para volver a su puesto de trabajo.

Informes complementarios y de control

En los procesos cuya duración prevista sea superior a 30 días naturales, el segundo parte de confirmación irá acompañado de un informe médico complementario expedido por el facultativo.

En los procesos inicialmente previstos con una duración inferior a los 30 días naturales y que sobrepasen el período estimado, dicho informe médico deberá acompañar al parte de confirmación de la baja que pueda emitirse, en su caso, superados los 30 días.

Declaraciones médicas de alta

El alta médica extingue el proceso de incapacidad temporal, en el cual constará la causa del alta, el diagnóstico definitivo y la fecha de baja inicial.

Los partes de alta por contingencias comunes se comunicarán a las Mutuas, en el caso de trabajadores protegidos por las mismas, en el primer día hábil siguiente.

En el caso de procesos por contingencias profesionales el procedimiento es el mismo.

Propuestas de alta formuladas por las Mutuas en los procesos derivados de contingencias comunes

Cuando la cobertura de la misma le corresponda a la Mutua, y ésta considere que el trabajador puede no estar impedido para el trabajo, podrá emitir propuestas motivadas de alta médica, que será comunicada al trabajador afectado. Dichas propuestas se dirigirán a las unidades de inspección médica del Servicio Público de Salud.

En el caso de que se confirme la baja, se indicará el diagnóstico, el tratamiento y las causas que justifican la discrepancia. La inspección médica trasladará a la Muta este informe en el plazo máximo de cinco días desde la recepción de la propuesta de alta.

Si la inspección médica del correspondiente Servicio Público de Salud no recibe contestación podrá acordar el alta médica. Cuando la propuesta de alta formulada por una Mutua no fuese resuelta y notificada en el plazo de cinco días, la Mutua podrá solicitar el alta al INSS.

* David Valladares es Asesor Senior en el Área de Asesoría

Impulso a la contratación de estudiantes

Recientemente el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley (RDL 8/2014, de 4 de julio) que pretende, entre otras cuestiones, impulsar la inserción de estudiantes en el mercado laboral, facilitando el desarrollo temprano de carreras de cotización y garantizando una adecuada cobertura de sus derechos sociales.

Para ello se establecen nuevas bonificaciones a las prácticas académicas (por otro lado obligatorias para la obtención del título), de estudiantes universitarios y de formación profesional, siempre que medie una retribución económica.

Hasta ahora, por la normativa anterior, estos estudiantes tenían la condición de personas asimiladas al alta a efectos de su integración en la Seguridad Social, y la empresa que los contrataba como estudiantes en prácticas, cotizaba por ellos casi 35 euros mensuales.

Con la nueva normativa, y con efectos para las nuevas prácticas de estos afortunados alumnos a partir del 1 de agosto de 2014, dicha cuota empresarial de casi 35 euros quedará bonificada al 100%, sin que se haya dado efectos retroactivos a los estudiantes que estuviesen ya contratados anteriormente.

Desde el punto de vista de gestión, la Tesorería de la Seguridad Social nos confirma que la comunicación online del alta bonificada no está aún desarrollada; no obstante, aunque haya que incluir algún código adicional para la aplicación de dicha bonificación, el proceso de alta se informará como hasta ahora se venía haciendo.

Confiemos que este pequeño estímulo en el coste de la contratación de estos alumnos ayude a que puedan cubrir sus periodos de prácticas tan importantes en su etapa de formación académica.

*Arancha Gonzalo es Asesora Laboral en el Área de Asesoría.

Hemos comenzado el horario de verano

Estimado cliente:

Le comunicamos que desde el 1 de julio y hasta el 15 de septiembre nuestro horario de
trabajo será de 8:00 a 15:00 horas ininterrumpidamente.

A partir de las 15:00 horas tendrá a su disposición un buzón de voz donde podrá dejar
sus mensajes, siendo atendido con la mayor brevedad posible.

Aprovechamos la oportunidad para agradecerle su confianza y quedamos como siempre
a su disposición.

Atentamente,

AUDALIA


Dear Sirs:

Hereby, we communicate you our timetable will be from 8 a.m. until 3 p.m. between July 1st and September 15th.

You will have a voice mailbox to leave your messages since 3 p.m., and you will be attended as soon as possible.

We are grateful for the confidence you lay on our team of professionals.

Sincerely,

AUDALIA

info@audalia.com

www.audalia.com

Sobre la “tarifa plana” de la Seguridad Social

Ha entrado en vigor otra medida laboral orientada a aumentar la contratación, mediante Real Decreto 3/2014 de 28 de febrero.

Se ha publicado en algunos medios de prensa que entra en vigor una “tarifa plana” de 100 euros que las empresas o autónomos que contraten a un nuevo trabajador indefinido y a tiempo completo sólo pagarán 100 €/mes en la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes durante los primeros 24 meses. Esto, siempre y cuando la contratación suponga la creación neta de empleo estable, todo ello con independencia del tamaño de la empresa y de la edad del trabajador contratado.

Es decir, únicamente son 100 euros en la cuota de contingencias comunes, que constituye la mayor partida de los costes sociales. Aparte habrá que sumar la cotización de desempleo, fondo de garantía salarial, formación profesional, y accidentes de trabajo.

Para las pymes de menos de 10 trabajadores una vez transcurridos los citados 24 meses, podrán beneficiarse de 12 meses adicionales con una bonificación del 50% en la cotización por contingencias comunes que le correspondería.

Esta medida aplica a cualquier trabajador sea desempleado o no, ya que el Real Decreto no hace diferenciaciones en el ámbito subjetivo de aplicación.

Para poder aplicar esta tarifa plana en la cotización por contingencias comunes, las empresas o autónomos no deberán haber realizado despidos disciplinarios o por causas objetivas, declarados improcedentes, o despidos colectivos en los 6 meses anteriores a la fecha de celebración del contrato. A estos efectos, sólo se tendrán en cuenta las extinciones realizadas a partir del 25 de febrero de 2014.

También para aplicar la indicada tarifa, se exige que la empresa esté al día de sus obligaciones con la Seguridad Social y Tributarias, además de no haber sido sancionada por incumplimientos de la legislación social en los últimos 2 años.

Por último, las empresas que se acojan a esta tarifa plana deberán mantener el nivel de empleo total y el nivel de empleo indefinido en los 3 años siguientes a la formalización del contrato, debiendo reintegrar en caso contrario, total o parcialmente, la diferencia entre los importes correspondientes a las aportaciones empresariales a la cotización por contingencias comunes que hubieran procedido en caso de no aplicarse la reducción.

* Borja Prieto es Director del Área de Asesoría Laboral

Novedades Real Decreto Ley 16/2013

El Real Decreto Ley 16/2013 modifica sustancialmente el cómputo de aquellos conceptos que, antes de la citada norma, tenían una exención total o parcial de cotización.

Dicho decreto entró en vigor el pasado 22 de diciembre de 2013, y cambia sustancialmente el tratamiento de determinadas retribuciones que históricamente tenían un planteamiento más ventajoso a efectos de Seguridad Social.

Recientemente la Seguridad Social ha dado más luz en su boletín de noticias RED a los conceptos que cambian.

Pasamos a resumir a continuación exclusivamente los puntos que han sufrido una modificación drástica.

Novedades Real Decreto Ley 16_2013

Estos cambios de tratamiento se deberán implementar en enero. Hay que tener en cuenta que Tesorería General de Seguridad Social desea implantar en un plazo muy corto un sistema de reporte mensual de retribuciones (“CRA”) que se deberán comunicar por las empresas mediante el sistema red. Dicho fichero se cruzará con los datos reportados en el modelo TC2, con lo que cualquier diferencia en el tratamiento de rentas será advertida por TGSS. Este sistema se implantará en marzo de 2014, es por ello que el proceso de regularización en estos tratamientos debe ser inmediato, ya que el objetivo recaudatorio es voraz y salvaje.

Estos cambios de tratamiento afectan principalmente en el caso de productos que en la actualidad formen parte del paquete retributivo del trabajador. Un ejemplo sería el del trabajador que aparte del salario por su trabajo, recibe como beneficios sociales adicionales tickets restaurante y un seguro médico de la compañía X.

Por el contrario, estos cambios no aplicarían en los novedosos sistemas de “retribución flexible” o novaciones contractuales a efectos de minorar la base de retención, ya que la Tesorería General de la Seguridad Social en este tipo de sistemas retributivos obliga al mantenimiento de las bases de cotización previas a la flexibilización.

Para más cuestiones contacten al departamento Laboral de Audalia.

Novedades del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2014 en materia de cotizaciones salariales

Adjuntamos un breve resumen de los puntos relativos a las cotizaciones sociales detalladas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2014.

Subidas de topes máximos de cotización

Se fija con efectos de 1 de enero de 2014, una base y tope máximo de 3.597,00 euros mensuales.

Las bases mínimas de cotización, según categorías profesionales y grupos de cotización, se incrementarán desde el 1 de enero de 2014, en el mismo porcentaje que aumente el salario mínimo interprofesional.

Empleados de hogar familiar

Tal como estaba previsto el tipo de cotización por contingencias comunes sobre la base de cotización que corresponda, será del 23,80%, siendo el 19,85% a cargo del empleador y el 3,95% a cargo del empleado.

Régimen especial de trabajadores por cuenta propia o autónomos.

Se aumenta la base mínima un 2% a 875,7, ya que el 80% de los autónomos cotizan actualmente por la base mínima y el 70% lo hace durante toda su andadura autónoma.

La base de cotización de los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2014, tengan una edad inferior a 47 años, será la elegida por ellos dentro de las bases máxima (3.597) y mínima (875,7) .

Igual elección podrán efectuar aquellos trabajadores autónomos que en esa fecha tengan una edad de 47 años y su base de cotización en el mes de diciembre de 2013 haya sido igual o superior a 1.888,80 euros mensuales, o que causen alta en este Régimen Especial con posterioridad a la citada fecha.

Los trabajadores autónomos que a 1 de enero de 2014 tengan 47 años de edad, si su base de cotización fuera inferior a 1.888,80 euros mensuales, no podrán elegir una base de cuantía superior a 1.926,60 euros mensuales, salvo que ejerciten su opción en tal sentido antes del 30 de junio de 2014, lo que producirá efectos a partir de 1 de julio del mismo año, o que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este Régimen Especial con 47 años de edad, en cuyo caso no existirá esta limitación.

La base de cotización de los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2014, tuvieran 48 o más años cumplidos, estará comprendida entre las cuantías de 944,40 y 1.926,60 euros mensuales, salvo que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este Régimen Especial con 45 o más años de edad, en cuyo caso, la elección de bases estará comprendida entre las cuantías de 875,70 y 1.926,60 euros mensuales.

Fuente Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Información de activos en el extranjero

El pasado jueves 31 de enero se publicó en el BOE el modelo 720 con entrada en vigor el día 1 de febrero. Con este modelo, las personas jurídicas y las personas físicas, que sean residentes en España, y los establecimientos permanentes en nuestro país de no residentes deben de informar a la Hacienda española cuando sean:

1- Titulares o autorizados de cuentas en el extranjero con un saldo conjunto superior a 50.000 euros.

2- Titulares de valores, acciones, seguros de vida, bienes inmuebles u otros activos situados o depositados en el extranjero, también por un importe conjunto superior a 50.000 euros.

Los titulares jurídicos deben de informar, al igual que los titulares reales, cuando controlen o posean más del 25%. Están excluidos de informar cuando se informa con suficiente detalle en la contabilidad oficial de la entidad residente.

El plazo de presentación, que es por internet, es desde el 1 de febrero hasta el 30 de abril para el ejercicio 2012. A partir de este año, será desde enero a marzo.

En caso de incumplimiento se dan las siguientes circunstancias:

– Omisión de datos o datos erróneos: 5.000 euros con un mínimo de 10.000 euros.

– Si el elemento no se declara el valor del bien se considera como ganancia patrimonial no justificada, tributando al tipo marginal. En este caso, no se tiene en cuenta los años de prescripción.

– Además la sanción es del 150% de la cuota resultante e intereses de demora.

La puesta en marcha de estas medidas, discutibles por las desproporcionadas sanciones que castigan un mismo hecho tres veces, la no prescripción de los hechos, entre otras consideraciones jurídicas, establece una fecha límite, el 30 de abril , para regularizar a los contribuyentes que tengan activos en el extranjero. Después, no se podrá acreditar el origen del activo situado en el extranjero.

Quedamos a su disposición para colaborar con ustedes, si les aplica de alguna forma esta normativa.

Atentamente,

Santiago Alio

* Santiago Alió es Socio Director de Audalia

Sistema de Notificaciones telemáticas de la Seguridad Social

La Seguridad Social, siguiendo la estela de Hacienda, que para este tipo de cosas suele ser pionera, va a incorporar en un plazo sucesivo y gradual, la necesidad de iniciar las comunicaciones por vía telemática a través de su web de la Seguridad Social, en el apartado de sede electrónica.

Las empresas deberán acreditarse con su certificado digital, que se gestiona a través de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, como receptoras de notificaciones, en la sede electrónica de la web de la Seguridad Social, y podrán autorizar tanto a apoderados de empresa, como a autorizados administrativos a gestionar su código cuenta de cotización.

En dicho sistema, se busca lograr una notificación administrativa más ágil, no sólo en los procesos de notificación de deudas en periodo voluntario, sino también en vía de apremio y recaudación ejecutiva, así como el ahorro en costes que generan las notificaciones administrativas.

En el mismo portal web de la Seguridad Social en su sede electrónica, se comenta tanto el plan de implantación, así como la necesidad de inscribirse en el portal de notificaciones.

Según se vaya desarrollando y especificando más este plan de implantación lo iremos comunicando en sucesivos posts.

* Borja Prieto es Gerente del Área de Asesoría Laboral