Hemos comenzado el horario de verano

Estimado cliente:

Le comunicamos que desde el 1 de julio y hasta el 15 de septiembre nuestro horario de
trabajo será de 8:00 a 15:00 horas ininterrumpidamente.

A partir de las 15:00 horas tendrá a su disposición un buzón de voz donde podrá dejar
sus mensajes, siendo atendido con la mayor brevedad posible.

Aprovechamos la oportunidad para agradecerle su confianza y quedamos como siempre
a su disposición.

Atentamente,

AUDALIA


Dear Sirs:

Hereby, we communicate you our timetable will be from 8 a.m. until 3 p.m. between July 1st and September 15th.

You will have a voice mailbox to leave your messages since 3 p.m., and you will be attended as soon as possible.

We are grateful for the confidence you lay on our team of professionals.

Sincerely,

AUDALIA

info@audalia.com

www.audalia.com

Servicio de Consultoría Técnica

De acuerdo con la Resolución de 31 de octubre de 2011 de la Presidencia de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y en relación a los nuevos requerimientos que están siendo implantados por parte de la Asociación Española de Cooperación Internacional y de Desarrollo (AECID) les informamos que el área de Consultoría de Audalia está disponible para realizar la revisión técnica del convenio o proyecto desarrollado por las Entidades no lucrativas, en relación a la consecución y logro de los objetivos; resultados obtenidos y actividades realizadas. Dichas revisiones técnicas son un complemento a la realización del informe de auditor sobre la revisión de cuenta justificativa económica, servicio que Audalia viene realizando.

Nuestra experiencia en entidades no lucrativas desde hace más de 25 años, gracias al apoyo y la confianza de nuestros clientes, nos permite el desarrollo de la revisión de los proyectos con un alcance técnico, además del financiero que venimos desarrollando en el área de auditoría financiera.

Nos ponemos por tanto a su disposición en el caso de necesitar de dichos servicios profesionales.

Cómo es la situación laboral para los mayores de 55 años

Hace unos días Núria Mas, profesora del departamento de economía del IESE, publicó un artículo en el blog de la escuela en el que hacía hincapié en la gran cantidad de desempleados mayores de 55 años que existen a nivel mundial. La cifra engloba tanto a jubilados como parados y otras personas fuera del mercado laboral.

La intención de Nuria era focalizar la atención de los lectores en un problema social que parece estar pasando inadvertido y que puede tener importantes consecuencias. En su reflexión, la autora comentaba que las tasas variaban notablemente de unos países a otros, una fluctuación que no era consecuencia directa de la crisis que vivimos.

Mas se apoyaba en los datos obtenidos en 2007,antes de iniciarse la crisis, que mostraban cómo los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) arrojaban diferencias sustanciales cuando se analizaba la tasa de empleo de mayores de 55 años. Así, Islandia, Suecia y Noruega contaban con un 70% de población empleada entre los 55 y 64 años mientras que ese índice en Grecia, España o Bélgica estaba por debajo del 45%. Además, este segmento de la población es el que va a experimentar el mayor crecimiento en las próximas décadas.

Según Mas, en el contexto de las sociedades que envejecen más rápidamente, esta es una situación que nuestros países no pueden permitirse. Este tema está relacionado con las características del mercado laboral, tales como la existencia de puestos de trabajo a tiempo parcial, o los sistemas de pensiones actuales, que realizan el cálculo de la pensión en función de las cotizaciones de los últimos años trabajados.

Para más información puede consultar el artículo de Núria Mas

¿Qué opina la alta dirección de los Medios Sociales?

Bajo el título “Los medios sociales en España: La visión de la Alta Dirección”, se esconde el trabajo de investigación llevado a cabo por el IESE Business School sobre la relación de las empresas de nuestro país con los medios sociales. El estudio, que ha encuestado a 681 directivos, pretende arrojar luz sobre la utilidad e importancia que los dirigentes de las empresas le encuentran al mencionado soporte.

En líneas generales y haciéndonos eco del citado estudio, los resultados obtenidos podrían considerarse bastante exitosos, ya que, según dice el mismo, la mayoría de las empresas consideran a los medios sociales útiles herramientas para llevar a cabo acciones de marketing y comunicación.

Con todo, considerar a los medios sociales como herramientas  de gran potencial no significa que vayan a usarlas o que las estén usando sino que, por el contrario, las cifras demuestran que en la práctica todavía existe un latente miedo a aventurarse. En concreto, el informe explica que un 64% de las empresas encuestadas tiene en cuenta los medios sociales cuando planifican acciones de marketing pero desvela que éstas no cuentan con personal interno cualificado para gestionarlas. Esa ausencia de un Community Manager acaba haciendo que descarten los medios sociales.

Muchas empresas, motivadas por el boom que los medios sociales, crearon su página en Facebook o Twitter. Pensaron que había que estar presente en ellos, pero la falta de especialización, constancia o interés ha hecho que no se hayan molestado en mantener estas páginas actualizadas. Tener presencia en los medios sociales es muy importante pero si no se pueden gestionar es mejor esperar, ya que el abandono de estos soportes puede repercutir negativamente en la imagen de la empresa.

Quizá, en España, todavía no somos muy conscientes de las posibilidades reales de los medios sociales pero en Estados Unidos o Inglaterra la situación es bien distinta. Más de la mitad de las medianas y grandes empresas están gestionando sus departamentos de atención al cliente a través de las redes sociales. Así lo afirma el estudio  que publicó Sword Ciboodle and thinkJar.

Esta situación nos lleva a preguntarnos el porqué. La respuesta es tajante,  porque han sabido ver en estos soportes una herramienta capaz de ofrecer al cliente una atención inmediata, exclusiva y personalizada que acaba por fidelizarles.

Luego… ¿Acabarán por ser las redes sociales  imprescindibles para la comunicación y gestión de las empresas?

*Beatriz Taberner es Consultora en el Área de RRHH Lumesse

Busco consultora online

Estamos atravesando momentos difíciles. Ahora, más que nunca, escuchamos eso de que las empresas deben ser muy ingeniosas si quieren que sus acciones de marketing obtengan los resultados esperados.

Hasta hace muy poco, permanecía la idea de que el éxito de toda publicidad consistía en acercarse al consumidor y mimarle para que estrechase lazos con la marca, pero alcanzar el triunfo implica ir más allá. El éxito se alcanza cuando el usuario se convierte en abanderado de la marca y defiende lo publicitado con sus argumentos de consumidor.

Desde que el usuario tiene acceso a los canales de información  es exigente, crítico y ve con reticencia un mensaje que viene directamente de la marca. Antes de creerse las bondades de lo que le presentan busca, de forma autónoma, más información y la contrasta. Analiza, valora y si considera que el producto en cuestión resulta tener las cualidades pregonadas acaba sucumbiendo y exponiendo su experiencia y opinión en la red.

Beatriz Navarro, directora de marketing de Starbucks, comentó en su ponencia de OMExpo Madrid 2012 que no había que temer a las redes sociales, en concreto, dijo que “las redes sociales están para probar cosas nuevas” que “lo importante es hacer cosas que a tu público le interesen” y continuó diciendo que no hay que temer equivocarse, pues siempre habrá opción de rectificar.

Ciertamente de las críticas se aprende y las redes sociales son un canal mediante  el que dar respuesta a todos los clientes o potenciales clientes de forma inmediata.

Por tanto, la publicidad intrusiva está cada vez más agotada, es el momento de focalizar los mensajes, atacar al target selectivo que se esconde en las comunidades online, hacer acciones de marketing en ellas y escuchar lo que el usuario tenga que decir al respecto.

 Una empresa, cuando busca proveedor, debe  fijarse en la capacidad de obtener una visión en conjunto. Muchas agencias de marketing han tratado de adaptarse a la nueva situación y ofrecer servicios más globales lejos de la especialización. Poder contar con un equipo multidisciplinar, capaz de diseñar estrategias conjuntas de comunicación, marketing en internet, redes sociales, dispositivos móviles… es muy importante.

Ahora que el dinero escasea, cuando una empresa se plantea invertir en una estrategia de marketing, lo ideal es contar con una sola agencia que lo controle todo, que sepa cómo moverse en los diferentes medios e interrelacionar las acciones.  Las empresas multidisciplinares siempre aportan valor añadido.

Agencias  de marketing hay muchas pero entre toda la oferta hay que optar por la que tenga ganas de innovar y esté preparada para moverse de forma camaleónica por los diferentes soportes.

*Beatriz Taberner es Consultora en el Área de Consultoría

Lógica financiera

En mi opinión, nuestro gran problema es que acumulamos demasiado conocimiento pero no somos capaces de interrelacionarlo, guardándolo en parcelas estancas, ni utilizar la lógica a nivel básico para resolver problemas utilizando todo nuestro potencial.

Este artículo, a pesar de estar basado en una historia real que comenta un producto financiero estructurado, está escrito para que pueda ser seguido por todo el mundo. Para ello, ya que la última vez que hablé de temas financieros estaba con Grecia y la activación de los CDS, utilizaré la mayéutica para resolver el problema.

Sin más dilación, comienzo el relato:

Un día, un cliente (amigo), CEO de una multinacional, me llama muy nervioso y con un enfado notable (por no decir cabreo). El caso es que, como también es hijo, le había tocado ir con su madre a una Entidad Financiera (no diré el nombre porque no nos patrocina ninguna, cosa que dejo abierto por si alguna se quiere anunciar). El caso es que mi amigo se vio con su madre en la entidad para asesorarla sobre si invertía en un producto financiero que ofrecía unas condiciones de tipo de interés superiores a las de mercado.

Como me comentaba mi amigo, el comercial de la sucursal comenzó a describir las bondades del producto:

“Sólo para los dos millones de euros primeros. Producto mágico. Te dejo elegir en una lista tres empresas muy diversificadas. Empresas muy sólidas. Tan sólidas que reparten casi todos los años dividendos. El producto es a 5 años. Si las tres empresas suben te llevas un cupón del 10% anual. Es una barbaridad. Los tipos están al 2,5%.”

En ese momento, según contaba mi amigo, el comercial se iba creciendo y soltaba más y más argumentos comerciales y, por el contrario, mi amigo no tenía argumentos de base para rebatir. Eso sí, le parecía que había algún truco dentro del producto; pero cuál.

El comercial, ya totalmente crecido, se levantaba por la sucursal y no paraba de hacer aspavientos y de repetir: ¡¡¡QUÉ BARBARIDAD!!!, ¡¡¡QUÉ BARBARIDAD!!!,¡¡¡INMEJORABLE!!!.

Mi amigo, dolido en su orgullo por no haber sido capaz de argumentar nada en contra del producto, se levantó diciendo lo que procede en estos casos: nos lo vamos a pensar.

Una vez llegó a su empresa se lo pasó al Director Financiero para que lo analizara y viera dónde estaba el truco. Al cabo de unas horas, el Director Financiero le comentó:

“Es un gran producto. Inviertes en empresas sólidas. De hecho, suele repartir dividendos casi todos los años. La cartera de inversión está muy diversificada. Yo invertiría.”

Mi amigo recordó que, hace tiempo, yo le había comentado que en finanzas no existen máquinas de generación de dinero. Si existe una situación excepcional es corregida inmediatamente mediante lo que se denomina arbitraje.

Llegado a este punto, mi amigo descolgó el teléfono y me llamó.

Hasta aquí el relato de mi amigo. No hay mucho más que comentar del producto y de las condiciones del mercado. Por lo menos, como le dije, no le habían ofrecido sartenes ¿Qué habrías hecho tu? ¿Invertirías? ¿Dónde está el truco? ¿Despedirías al Director Financiero de la Empresa de mi amigo? ¿Lo degradarías a mozo de almacén o le duplicarías el sueldo por ser un genio? ¿Cogerías un depósito a plazo más una vajilla?

Sin entrar en temas técnicos de cómo se ha estructurado el producto, si aplicamos la lógica deberíamos seguir los siguientes pasos:

Extraer lo verdaderamente importante de todo lo que nos ha dicho el comercial. A este respecto qué nos interesa:

  • Nos pagan cupones de un 10% anual si tres empresas aumentan su valor.
  • Tres empresas sólidas y diversificadas.
  • Son sólidas y pagan dividendos casi todos los años.
  • El tipo de interés de mercado es un 2,5% anual.
  • El producto es a 5 años; pero para nuestro ejemplo no lo vamos a utilizar.
  • No hay sartenes.

Viendo la descripción del producto cabe la pena preguntarse si éste está bien remunerado: me pagan mucho, me pagan poco y si es posible que no cobre un euro en cinco años. Luego parece que todo debe centrarse, como siempre en finanzas, en si la remuneración del producto va en línea con el riesgo que asumimos.

Nuestro comercial de la sucursal nos embauca con su retórica y nos hace creer que cosas teóricamente no buenas para este producto lo sean. Se aprovecha de nuestro conocimiento estanco y lo activa a voluntad. Utiliza conceptos que aparentemente son buenos y hacen que den cierta solidez al producto. Este es el caso de la diversificación. Siempre se nos ha dicho: la mejor inversión es la más diversificada; pero hay casos en los que no es así y éste es uno de ellos. Si las tres empresas deben incrementar su valor para que cobre, con que falle una ya no lo logro. Qué más da que falle una o las tres. Necesito que se muevan en el mismo sentido. Esto se logra si la cartera no está diversificada por Sector o País. Si incorporamos empresas de sectores o países buscando la mayor diversificación en nuestra cartera es malo, siempre habrá alguna que pueda fallar por tema del mercado o país donde opere. Prefiero que esté poco diversificada y que no suba el valor de las tres un año a que vayan fallando todos los años alguna. Cobro cuando todas suben luego busco que estén muy correlacionadas, término opuesto a diversificadas.

También nos dice que son buenas empresas: sólidas y que reparten dividendos casi todos los años. ¿Esto es bueno? ¿Qué sucede cuando una empresa reparte dividendos? Por un lado sé que no van a quebrar fácilmente, luego el riesgo a que me fueran a pagar si fuera acreedor es menor; pero aquí se trata de que suba el valor de las acciones. Y el riego de contrapartida lo tengo con la Entidad Emisora y no con estas sociedades. Si una empresa reparte dividendos el valor de sus acciones disminuye.

¡¡Pues vaya!!. Comenzamos a ver que tal vez este producto tenga más riesgo del considerado inicialmente y, por lo tanto, tal vez la remuneración no es correcta. Nuestro conocimiento departamentalizado, la retórica comercial y el no haber usado la lógica básica nos podría estar jugando una mala pasada.

El problema que tenemos es que no sabemos si el producto paga en función del riesgo que asumimos, por lo cual deberíamos determinar cuánto se nos debe remunerar.

Esta valoración es fácil. Con las matemáticas de COU o unas mínimas nociones de probabilidad vamos a lograrlo.

La información de la que disponemos es la siguiente:

  • Las empresas están muy diversificadas. Por lo tanto que suba el valor de una no implica que suba el de otra o viceversa. Esto con tres compañías. Si se trata en términos estadísticos serían sucesos independientes, es decir, que un suceso no afecta a otro en su comportamiento probabilístico. Gracias a la diversificación.
  • Si reparten casi todos los años dividendos, digamos, en el mejor de los casos, año sí año no, y cuando esto sucede baja el valor de las acciones, la probabilidad de que el valor de una sociedad suba podría ser de 0,5%. Si se reparte dividendo (0,5%) baja el valor y si no se reparte (0,5%) sube el valor. Gracias a la solidez.

¡¡¡Ya tenemos todo para valorar!!! Comencemos:

Primero lo haremos para una acción y luego directamente para nuestra cartera.

Si la probabilidad de que suba mi valor, y por ende cobre, es de 0,5%, ¿qué tipo de interés de mercado debería remunerar mi inversión de acuerdo con el riesgo asumido?

En términos de probabilidad sería: 0,5%(probabilidad de suba el valor)*tipo interés que remunere el riesgo asumido = 2,5% (tipo de interés de mercado)

Si despejamos nuestra incógnita, es decir, mandamos dividiendo la probabilidad al otro lado de la igualdad de forma que tengamos el cociente entre el tipo de interés de mercado y la probabilidad de cobrar, obtenemos un 5%. Luego si mi cartera fuera de una acción me deberían pagar un 5%.

Ahora bien, tengo tres compañías. Como habíamos dicho, son sucesos independientes luego la probabilidad de cobrar de la inversión quedaría definida como la probabilidad de que suba el primer valor, por la probabilidad de que suba el segundo valor y por la probabilidad de que suba el tercer valor. Total, 0,5%*0,5%*0,5% ó 0,125%. En consecuencia, si seguimos lo comentado para un valor, el tipo de interés de mercado que remunera mi inversión sería el cociente entre el tipo de mercado y la probabilidad de subida del valor. Luego sería 2,5% entre 0,125%. Si cogéis una calculadora veréis que sale un 20%.

Pues bien, terminados estos cálculos, y para no hacerme largo en mi relato, llamé a mi amigo y le dije que la remuneración era baja para el riesgo asumido y que deberían pagarle un cupón anual del 20% mínimo. Mi amigo llamó a la sucursal para decirles que no iban a suscribir el producto porque la remuneración no era acorde al riesgo de la inversión.

*Antonio Pérez es Director del Área de Consultoría

Que hablen mal pero que hablen

El pasado fin de semana decidí reservarme el domingo para pasarlo tranquila en casa, sin más pretensiones que la de disfrutar de una película entretenida. Para asegurarme el éxito, en todos los sentidos, bajé al videoclub de mi barrio que, por extraño que parezca, todavía le planta cara a la crisis y a la piratería, y alquilé un estreno.

He de confesar que no me resultó fácil decidirme. Estuve un buen rato mirando carátulas y leyendo sinopsis pero, al final, me dejé llevar por las críticas. La película que cogí fue una de esas llenas de nominaciones y galardones, una historia que prometía ser de las que dejan huella, y la dejó, pero no precisamente por ser un peliculón sino todo lo contrario. Tenía tantas expectativas puestas en ese DVD que experimenté una gran decepción al visualizarlo. Sinceramente he de confesar que si hubiera estado en el cine me habría salido de la sala. Al principio, pensé que no tardaría en llegar el giro que estaba esperando, ese cambio radical que aportaría dinamismo a la historia y salvaría mi tarde de domingo, pero nunca llegó. La película era lo que era, una serie de imágenes aburridas, y sin hilo conductor, ¡vamos!, lo que se podría traducir en una pérdida de tiempo y, en mi caso, también de dinero.

Mi cabeza no lograba entender cómo los expertos habían considerado ese film algo grandioso. Se me planteó un tipo de duda similar a la que te surge cuando vas a una exposición de arte moderno y te preguntas si lo que estás viendo es realmente arte, porque lo que sientes es que te están tomando el pelo…

Días después, al comentar con amigos y compañeros de trabajo mis impresiones sobre la película, descubrí que no era la única víctima. Un gran número reconoció que había acudido a ver el estreno al cine y se habían salido a los diez minutos, ahí estuvieron más listos que yo… Pero entonces ¿Cómo pudo ser un éxito de taquilla en los EEUU? ¿Tan diferentes son los gustos de los espectadores a ambos lados del charco?

La situación me indignó tanto que estuve dándole vueltas al asunto, leyendo sobre la película en internet y al final llegué a una conclusión: Una película aburrida lo es en cualquier parte del mundo y el que haya sido vista por tantos espectadores puede haber sido el resultado de una estrategia. Me explico, el que haya visto esta cinta no se ha quedado indiferente, están los que la han detestado y los que han querido leer entre líneas, en todo caso se ha suscitado una polémica a su alrededor y precisamente esos comentarios han servido para alcanzar el éxito de taquilla.

Que se hable de una obra para incrementar su tráfico no es algo nuevo. En el caso del marketing se han orquestado grandes campañas controvertidas que, precisamente gracias a las reacciones que han suscitado, han sido vistas por millones de usuarios y han logrado lo que pretendían, que se hable de la marca. Luego hay que reconocer que una valoración negativa crea curiosidad y estoy convencida de que muchos a los que les he dicho que no vean nunca esa película, la verán para forjarse su propia opinión y así se seguirá hablando de ella.

Como es por todos sabido, el éxito de las campañas, en especial en internet, es medible pero hasta que no se pone en marcha la campaña, su repercusión es incierta. Siempre hay que tener muy presente qué se hace, qué se pretende conseguir y a quién se dirige y no temer a los comentarios negativos, ya que muchas veces éstos pueden tener una repercusión mucho mayor que los positivos y lograr, por medios diferentes a los convencionales, que triunfe un producto. Las redes sociales son el mejor canal para lograr este fin, por eso yo les diría a las marcas que no teman los malos comentarios, no importa que se hable mal mientras se hable, luego habrá que saber valerse de esos contenidos para lograr los objetivos deseados. El boca oreja funciona y las críticas son siempre más beneficiosas que la indiferencia.

* Beatriz Taberner es Consultora en el Área de Consultoría

Automation error excel 2007

Buenos días a todos, he vuelto. En este post voy a hablar de un problema que se os pudiera dar, si es que usáis Excel 2007 o superior de manera avanzada.

Como bien sabemos todos los usuarios de productos Microsoft, todo funciona bien hasta que deja de hacerlo y, en ese momento, qué toca: ¿apagar y encender? Bueno, puede ser una opción válida pero con este caso, creedme, no os va a funcionar. Así que, sentaos en vuestros asientos y abrochaos el cinturón que vamos a despegar…

Desde hace tiempo, digamos que desde Office 2003 hasta la versión 2007 la desinstalación de esta suite, era algo tediosa. No obstante, hasta Office 2007 era posible su desinstalación de forma total con la herramienta proporcionada por Windows. Como no todo va a ser siempre fácil, Office 2007 trajo un nuevo instalador que cuando la tarea de desinstalación se detenía por alguna causa desconocida acababas buscando entradas en el Registro, Dlls, Ficheros y Carpetas de Office hasta en el trastero de nuestra casa.

Como Microsoft quería que incrementásemos nuestros conocimientos en su sistema operativo, que para eso se lo ha currado años, sacaron Office 2010 u Office14, para cuando tengáis que ir buscando ficheros y carpetas por todo el mundo virtual de vuestro ordenador. Esta suite es aún mejor para desinstalar, debido a que cuando la aplicación que trae a tal efecto tiene algún problema no elimina completamente la aplicación pero tampoco lo comunica…

Os preguntaréis a qué viene todo este rollo que os estoy soltando. Pues bien, puede que hayáis instalado una versión de prueba de un Office 2007 ó 2010 y la hayáis desinstalado posteriormente para instalar una versión con licencia de uso. Llegado un día, suele coincidir con un trimestre o múltiplo del mismo, es posible que algún componente tipo Add-ins o cualquier macro deje de funcionar. ¿Qué hacer? ¿Apago y enciendo?, ¿Desinstalo mi Office?, ¿Desinstalo mi Add-ins? ¿Instalo todo de nuevo? Probablemente hagáis esto y os siga la cosa sin funcionar. Entonces, ¿qué hacer? ¿Formateo mi ordenador e instalo todo de nuevo? Claro, eso tiene un problema: todos los videos y fotos que tengo metidos en mi ordenador, que mi empresa me ha dado para que haga un uso profesional del mismo, los voy a perder. ¿Qué hacer? Necesito mis Add-ins y la macro para rellenar la quiniela. Es en estos momentos de desesperación cuando os debéis acordar del rollo que os he soltado anteriormente: “Aquella versión de prueba de Office, que piensas que está desinstalada, posiblemente no lo está totalmente y empieza a jugar contigo como si fuera Chuqui.” Posiblemente tengas un mensaje del tipo “Automation error” y otros más chulos incluso.

Para que podáis seguir disfrutando de vuestro Office, los Add-ins y la macro, os voy a dar una especie de guía de actuación:

Primer punto: Recordad si instalasteis y desinstalasteis algún Office 2007 ó 2010. Si no es así posiblemente esta guía sólo os valga para echaros unas risas.

Segundo punto: Recordad qué versión de Office habías instalado y desinstalado: 2007 ó 2010. Ante la duda, yo haría las dos desinstalaciones porque probablemente hayáis instalado ambas.

Tercer punto: He dejado mi ordenador a alguien. Yo haría las dos desinstalaciones, miraría todas las carpetas y le pasaría un antivirus. No sería la primera vez que dejamos un ordenador a una persona de confianza y desde ese momento deja de serlo.

Si todo es sí o tenemos dudas, seguid leyendo este apasionante post. En caso contrario, esperad al siguiente en el que hablaré de la Crisis financiera.

Cuarto punto (Desinstalación de Office 2007 ó 2010) Ejecutad la aplicación Fix50450 como Administrador y probad a ver si funciona.

Quinto punto (Desinstalación de Office 2010 ó 2007 si lo anterior no funcionó) Ejecutad como Administrador RipOutOffice2007 (vale para ambas versiones). Esta aplicación detiene los servicios de Office para que podamos eliminar manualmente las siguientes carpetas:

C:/Archivos de Programa/ Y eliminar Microsoft Office 14 (si fuera Office 2007 la carpeta sería Office12)

Eliminad la Carpeta OFFICE14 dentro de C:/Archivos de Programa/Archivos Comunes

Lo último que tenemos que borrar es el directorio C:\Usuarios\Tu Usuario\AppData\Local\Microsoft\Office\Office 14 donde Tu Usuario sería el usuario actual, te recomiendo que borres esa carpeta de cada usuario existente en el equipo.

Por último lo ideal sería hacer una limpieza controlada del Registro, para ello nada mejor que el mítico CCleaner. Si no recordáis cómo hacerlo los pasos a seguir serían:

Ejecutad CCleaner como Administrador, id a Registro y luego pulsar “Buscar Problemas” para, por último, ir a “Reparar seleccionadas”.

El programa te preguntará si deseas hacer una copia de seguridad del registro. Esto va en gustos y según vuestro perfil. Si no tenéis nada importante en el ordenador y os apetece formatear e instalar todo de nuevo yo pulsaría “no”.

Dicho lo cual, espero que con esto solucionéis vuestros problemillas. Si os sirve de consuelo yo tardé dos días en atar cabos y solucionar este problema con un Add-in que dejó de funcionar, y cómo no, en mitad de un proyecto en el que lo necesitaba.

Os espero en CRISIS FINANCIERA, un abrazo a todos mis fans.

*Antonio Pérez es Director del Área de Consultoría

La medición de resultados en el marketing

Gracias a la llegada de internet podemos asegurar, sin miedo a equivocarnos, que toda acción de marketing online es medible. Éste ha sido precisamente uno de los argumentos más utilizados para aportar valor a las acciones de marketing online frente a las tradicionales.

Sin lugar a dudas,  es un detalle muy convincente ya que todo inversor está deseando saber la repercusión real de su acción para descubrir el grado de efectividad de la misma. Por ejemplo, si hablamos del envío de un emailing, podemos saber cuánta gente lo ha recibido, cuántos de esos usuarios  lo ha abierto, cuál ha sido el enlace en el que más han clicado…Y de esta manera llegar a unas conclusiones que permitan realizar las mejoras oportunas para futuros envíos. Lo mismo ocurre con cualquier anuncio en Facebook o en Goolge Adwords. Donde las estadísticas nos indican cuánta gente ha clicado en el anuncio y ha sido reconducida hasta el mismo.

Cuando hablamos de marketing offline parece que la cosa cambia. Si pensamos en un anuncio en la radio o en la televisión ¿quién nos asegura que realmente la audiencia estaba escuchando o viendo la televisión en ese momento? Porque estar con la tele encendida  no es señal de haber interiorizado o percibido el mensaje del mismo modo que oír la radio no implica necesariamente escuchar o prestar a la publicidad la debida atención.

¿Y si hablamos de marketing promocional en el punto de venta? Muchas empresas deciden poner a una azafata en una gran superficie para que promocione su producto. Destinan parte del presupuesto del departamento de marketing a este fin pero…  ¿Qué medios tienen para controlar si la chica ha ido al centro? ¿Si ha tratado de captar clientes? ¿Si ha mostrado el producto como quería la empresa? …

¿Y las acciones de buzoneo? Si una empresa se gasta dinero en hacer unos catálogos, lo normal es que quiera saber qué ha pasado con ellos, no que se desentienda y dé por hecho que el reparto ha sido satisfactorio, ya que lamentablemente en más de una ocasión la publicidad acaba en la basura, tirada en los portales  o de cualquier otra forma que imposibilita el fin comercial.

En internet todo es medible, eso no vamos a discutirlo, pero cuando hablamos de medios offline y trade marketing también hay opciones de control que nos permiten conocer el desarrollo de la acción. Ésta, es una de los servicios llevados a cabo por el departamento de consultoría de Audalia, desde el que auditamos diferentes acciones promocionales para garantizar su correcta ejecución. Nuestra dilatada  experiencia en este campo nos permite ofrecer una sólida metodología de análisis.

Llevar a cabo una estrategia de marketing orientada a la consecución de unos objetivos es fundamental pero el verdadero éxito no está en la puesta en marcha de la acción sino en el control de la misma y en el análisis de los resultados. Tener un feedback con el cliente, conocer y analizar los resultados  es lo que verdaderamente te proporciona  las claves para mejorar y seguir creciendo.

* Beatriz Taberner es Consultora en el Área de Consultoría

El mundo interior de Excel

Es habitual el escuchar, en ambientes de trabajo, a compañeros que comentan yo soy experto en Excel, pero ¿podemos afirmarlo realmente?

En mi opinión considero que el 90% de los usuarios habituales de este programa no utilizan más de un 20% de los recursos que nos ofrece. En general, los usuarios de este programa lo utilizan como hoja de cálculo, como pequeña base de datos, herramienta de análisis, creación de tablas y gráficos, pero estos usos nos plantean una serie de cuestiones:

¿Sabemos manejarnos con las funciones o utilizamos siempre las mismas?
En mi opinión, por lo general, nos quedamos en el uso de las funciones que mejor conocemos y estamos más familiarizados con ellas, prefiriendo hacer numerosas acciones mediante un gran número de pasos que serían simplificados claramente con el uso de otras funciones desconocidas.

¿Sabemos trabajar con datos externos a nuestro Excel (bien a nuestro fichero abierto o bien de fuentes externas)?
En general, se suele trabajar sólo con los datos disponibles en el libro abierto omitiendo la posibilidad de trabajar con fuentes externas.

¿Sabemos trabajar con textos de fichero plano?
Antes de importar sabemos identificar cada cambio de columna, es decir, si se trata de un texto delimitado por algún carácter (las columnas se separan mediante un carácter comodín que hace de identificador de cambio de columna) o es de ancho fijo (todas las columnas tienen una longitud fija, no es necesario que ésta sea la misma en todas). Cuando tenemos todo nuestros datos contenidos en una columna, conocemos la opción de Texto en columnas que nos permite separar en diferentes columnas nuestros campos.

¿Conocemos la opción para quitar duplicados?
Cuantas veces antes de trabajar con un fichero Excel nos hemos encontrado que en nuestros datos había duplicados. La mayoría de las veces la opción que elegimos para eliminar dichos duplicados es mediante el “ojímetro”, es decir ir revisándose dato por dato, fila por fila todo nuestra hoja; en otras ocasiones, utilizamos un método algo más rápido que es mediante la utilización de filtros; por último también existe la opción de la eliminación de dichos duplicados mediante una tabla dinámica, es decir, primero se identifican los duplicados y luego los eliminamos. ¿Nos hemos llegado a parar y leer en la barra de menú de Excel que existe una opción que se llama Quitar duplicados? Con esta opción seleccionamos que columnas queremos analizar y el sistema automáticamente nos reduce los casos ahorrándonos un tiempo considerable.

¿Sabemos que podemos pegar datos de diferentes maneras?
Normalmente estamos acostumbrados a trabajar con los comandos Copiar y Pegar (Ctrl+C y Control+V), pero Excel no sólo se queda ahí, existen múltiples posibilidades a la hora e pegar los datos, por ejemplo podemos pegar datos como valores (se elimina cualquier fórmula y se mantiene el formato de la celda destino), cómo fórmulas (se pega la fórmula de la celda copiada sabiendo que se mantiene la secuencia de la celda origen es decir no repite la fórmula sino que la transforma para la celda destino), sólo pegar los formatos (no se pega ningún valor y sólo se pega el formato de la celda de origen).

Como vemos aquí hemos planteado una serie de cuestiones sencillas en los que una gran mayoría de usuarios nos vemos identificados. Estas cuestiones aparecen sin ahondar demasiado en el programa, simplemente en las operaciones básicas habituales en las que trabajamos. Posteriormente en nuevos post entraremos en detalle en cuanto a comandos para usuarios más avanzados como análisis de sensibilidad, generación de escenarios, búsqueda de objetivos, macros,…

*Daniel Barjola es Consultor en el Área de Consultoría