Estás en: Blog > Laboral > Clasificación profesional tras la reforma laboral.

Clasificación profesional tras la reforma laboral.

Por no perder el toque cinéfilo y no provocar adormecimiento en los asiduos al blog, continuaré dando referencias de cine, mezcladas con recientes reformas.

En 1992, año Olímpico, se rodó una coproducción Francesa y Norteamericana dirigida por Andrew Davis y protagonizada por el minusvalorado, denostado y nunca suficientemente reconocido Steven Seagal o “cara de palo” Seagal.

La cinta en cuestión se llama “Alerta Máxima” que, afortunadamente, tuvo una secuela y desafortunadamente, no se ha completado la obra de arte, con una ansiada y solicitada tercera parte.

La cinta narra un injustificado e innecesario ataque terrorista a un portaaviones, el cual entre su arsenal cuenta con cabezas nucleares que, comparativamente, harían parecer lo ocurrido en Chernóbil con una guardería. Esto lógicamente crea una crisis militar que intentan solucionar los altos mandos, despiertan al Presidente y bla, bla, bla, bla.

Tras una fase de cruentos asesinatos, los terroristas llegan a una zona olvidada y no suficientemente planificada en su ataque…, la cocina. Un sitio aparentemente inofensivo lleno de verduras, carnes congeladas y pescado, lamentablemente para los terroristas, dentro del cuerpo de cocineros había un Navy Seal.

Seagal encarna en la película al cocinero poco amigo de diálogo “Casey Ryback”, un oficial mayor de la Armada, ex combatiente Navy Seal, que tras perder en una emboscada en Panamá a todo su equipo de operaciones especiales SEAL se insubordina a su superior.

Dicha insubordinación, pese a no canalizarse con una sanción disciplinaria acordada en Convenio Colectivo, le cuesta caro a Ryback, que es relegado a un puesto fuera de su grupo profesional “movilidad funcional”, fuera de los términos del artículo 22 del Estatuto de los Trabajadores.

La reforma laboral del RD 3/2012 permite la movilidad funcional dentro de un mismo grupo profesional, incluso se permite la polivalencia funcional entre diferentes trabajos dentro de un grupo profesional, siempre dentro de un pacto empresa y trabajador. Esta medida tiene varios requisitos:

- Puede pactarse de manera transitoria o definitiva.

- Se debe pactar la misma retribución de origen.

- No es necesaria justificación causal.

- No es precisa ni comunicación escrita ni notificación a los representantes de los trabajadores.

- El trabajador se mantiene en el mismo grupo profesional pero con distinto puesto. En este caso especial, pese a ser un ejemplo muy “peliculero” y estar la movilidad fuera de su grupo profesional, Ryback podría mantener la retribución de su puesto de origen y el tiempo de la medida debería estar limitado para atender a la causa justificativa expuesta por escrito.

No fue el caso del bueno de Casey, ya que al desaparecer sus superiores jerárquicos, tuvo que dejar su puesto de cocinero para volver a hacer lo que mejor sabe hacer, eliminar amenazas terroristas y soltar mamporros.

* Borja Prieto es Gerente del Área de Asesoría Laboral

Categoría: Laboral
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.