Reforma en el pago del IVA

El pasado 20 de marzo, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, anunció la próxima aprobación de la Ley de Emprendedores, y entre las principales novedades de la norma, Montoro destacó la reforma en el pago del IVA

“En breve las pequeñas empresas dejarán de pagar el IVA antes de cobrar la factura al cliente”

Montoro comentó que este mecanismo empezará por las pymes y autónomos que sean proveedores de bienes y servicios de las Administraciones Públicas y se desarrollará gradualmente para evitar un incremento de fraude.

Se trata de una medida sustancial que viene a paliar el principal problema de los emprendedores y las pymes en general, que es el de la liquidez.

La futura Ley de Emprendedores incluirá también otras medidas de calado como incentivos fiscales a la generación de puestos de trabajo. El fin último, según dijo el ministro, es la vuelta a la creación de empleo y el crecimiento del PIB en el menor tiempo posible.

*Francisco Cosano es Asesor Senior en el Área de Asesoría

Mesa redonda

El pasado Jueves 22 de Marzo, la Agrupación Territorial 1ª del Instituto Censores Jurados de Cuentas de España, dentro del marco de las actividades del “ Programa Auditoría-Universidad”, organizó una mesa redonda bajo el título “Contabilidad, Regulación y Crisis Financiera: Análisis de las Entidades Bancarias”.

La actividad se llevó como una Mesa Redonda contando como moderador D. Santiago Alió Sanjuán (Socio-Director de Audalia),  Profesor Asociado de la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE) y Presidente de la Comisión Nacional de Deontología del Instituto Censor Jurado de Cuentas.

La sesión contó también con la participación de tres ponentes con experiencia en la auditoría del sector bancario:

D. David Yagüe Rodríguez

Senior Manager de KPMG

Dª. Silvia Domínguez Pinto

Gerente de Auditoria de BDO

Dª. María Cofre Gómez

Gerente de FSO de Ernst & Young

En el año 2007 la Agrupación puso en marcha el Proyecto Auditoría-Universidad con el  objetivo de acercar la profesión de la auditoría a la universidad, tendiendo puentes entre el mundo académico y los profesionales. Con ello se pretende fomentar que los estudiantes de los primeros cursos se planteen la profesión de Auditor como una interesante salida profesional.

AUDALIA, desde 2007 está colaborando con este proyecto a través del Programa AUDITOR POR UN DIA, donde se incorporan varios estudiantes de diferentes Universidades de Madrid y acompañan al equipo de trabajo en un cliente real, para vivir el trabajo de campo de auditoría y entender así mejor la profesión.

Fraude Vs. Transparencia

Es ciertamente preocupante el constante goteo de noticias sobre escándalos de corrupción de índole económica que estamos presenciando últimamente. Los llamados delitos de cuello blanco se están convirtiendo en una triste normalidad en nuestro país. Que si un desfalco por aquí, una malversación por allá…

Como es lógico, los únicos delitos que trascienden a la opinión pública son los cometidos en grandes corporaciones o por personajes de cierta relevancia. Pero, por desgracia, estos lamentables hechos ocurren tanto en pymes como en multinacionales y los realizan ciudadanos de diverso status social. Así, un estudio elaborado en 2011 por PricewaterhouseCoopers, revela que aproximadamente el 50% de las empresas españolas han sido víctimas de algún fraude o delito de carácter económico durante ese año. Además, todo apunta a que esa cifra aumente en 2012, debido principalmente al entorno de turbulencia socioeconómica que vivimos. Como delito más habitual se encuentra la apropiación indebida de activos, seguido de la manipulación contable, la corrupción y el soborno.

El fraude y la auditoría

La Norma Internacional de Auditoría (NIA) 240 define el fraude como “un acto intencional por una o mas personas de entre la administración, los encargados del gobierno corporativo, empleados, o terceros, que implique el uso de engaño para obtener una ventaja injusta o ilegal”. Es esencial distinguir entre el “fraude”, el cual tiene carácter intencional y el “error”, que no lo tiene.

La responsabilidad de prevención y detección del fraude recae sobre la administración de la empresa. Para ello, la administración debe trabajar de la mano con el departamento de auditoría interna, funcionando este último como primer filtro anti-fraude. El auditor interno se encarga de planificar y ejecutar un sistema de control interno que no solo sea adecuado, sino que también resulte objetivamente eficaz ante posibles conductas potencialmente delictivas.

Las auditorías externas e independientes actúan como un segundo filtro, siendo también elementos importantes en la detección de irregularidades. El auditor externo no puede ser responsable de la prevención del fraude, no obstante, el hecho de realizar auditorías periódicas contribuye al aminoramiento de esta clase de delitos. El trabajo de este auditor independiente, aporta una visión objetiva y un escepticismo profesional, que resulta necesario para la obtención de la transparencia y confianza deseada en toda organización. Según establece la NIA 240, “el auditor deberá mantener una actitud de escepticismo profesional en toda la auditoría, reconociendo la posibilidad de que pudiera existir una representación errónea de importancia relativa debida a fraude, a pesar de la experiencia pasada del auditor con la entidad sobre la honradez e integridad de la administración y de los encargados del gobierno corporativo”. Por tanto, el escepticismo profesional requiere un cuestionamiento continuo, por parte del auditor, sobre la información y evidencia de auditoría obtenida.

Indicios de posible fraude

En términos generales, existen una serie de indicios, o anomalías, que se repiten en la mayoría de delitos económicos. Conocerlos facilita la detección y control del fraude. Algunos ejemplos de dichas anomalías pueden ser:

  • Manipulación, falsificación o alteración de registros o documentos
  • Pagos por servicios no especificados o duplicados
  • Partidas pendientes en conciliaciones bancarias
  • Cancelaciones inusuales de cuentas por cobrar
  • Transacciones con un propósito insólito o dudoso
  • Empleados en nómina que no suscriben beneficios
  • Mala aplicación reiterada de políticas contables

Es obvio que vivimos una época de austeridad presupuestaria importante, y que de ello derivan ajustes y recortes en empresas privadas y públicas. La tentación existe, pero es tarea de la gerencia evitar que dichos ajustes afecten a los instrumentos de detección del fraude. Fortalecer o al menos mantener dichos instrumentos bien engrasados, revierte directa y positivamente en la cuenta de resultados de las empresas. Un nivel de atención relajado combinado con políticas de control ineficaces es, sin duda, un caldo de cultivo perfecto para la proliferación de potenciales defraudadores.

*David Quiñones es Auditor en el Área de Auditoría

Lógica financiera

En mi opinión, nuestro gran problema es que acumulamos demasiado conocimiento pero no somos capaces de interrelacionarlo, guardándolo en parcelas estancas, ni utilizar la lógica a nivel básico para resolver problemas utilizando todo nuestro potencial.

Este artículo, a pesar de estar basado en una historia real que comenta un producto financiero estructurado, está escrito para que pueda ser seguido por todo el mundo. Para ello, ya que la última vez que hablé de temas financieros estaba con Grecia y la activación de los CDS, utilizaré la mayéutica para resolver el problema.

Sin más dilación, comienzo el relato:

Un día, un cliente (amigo), CEO de una multinacional, me llama muy nervioso y con un enfado notable (por no decir cabreo). El caso es que, como también es hijo, le había tocado ir con su madre a una Entidad Financiera (no diré el nombre porque no nos patrocina ninguna, cosa que dejo abierto por si alguna se quiere anunciar). El caso es que mi amigo se vio con su madre en la entidad para asesorarla sobre si invertía en un producto financiero que ofrecía unas condiciones de tipo de interés superiores a las de mercado.

Como me comentaba mi amigo, el comercial de la sucursal comenzó a describir las bondades del producto:

“Sólo para los dos millones de euros primeros. Producto mágico. Te dejo elegir en una lista tres empresas muy diversificadas. Empresas muy sólidas. Tan sólidas que reparten casi todos los años dividendos. El producto es a 5 años. Si las tres empresas suben te llevas un cupón del 10% anual. Es una barbaridad. Los tipos están al 2,5%.”

En ese momento, según contaba mi amigo, el comercial se iba creciendo y soltaba más y más argumentos comerciales y, por el contrario, mi amigo no tenía argumentos de base para rebatir. Eso sí, le parecía que había algún truco dentro del producto; pero cuál.

El comercial, ya totalmente crecido, se levantaba por la sucursal y no paraba de hacer aspavientos y de repetir: ¡¡¡QUÉ BARBARIDAD!!!, ¡¡¡QUÉ BARBARIDAD!!!,¡¡¡INMEJORABLE!!!.

Mi amigo, dolido en su orgullo por no haber sido capaz de argumentar nada en contra del producto, se levantó diciendo lo que procede en estos casos: nos lo vamos a pensar.

Una vez llegó a su empresa se lo pasó al Director Financiero para que lo analizara y viera dónde estaba el truco. Al cabo de unas horas, el Director Financiero le comentó:

“Es un gran producto. Inviertes en empresas sólidas. De hecho, suele repartir dividendos casi todos los años. La cartera de inversión está muy diversificada. Yo invertiría.”

Mi amigo recordó que, hace tiempo, yo le había comentado que en finanzas no existen máquinas de generación de dinero. Si existe una situación excepcional es corregida inmediatamente mediante lo que se denomina arbitraje.

Llegado a este punto, mi amigo descolgó el teléfono y me llamó.

Hasta aquí el relato de mi amigo. No hay mucho más que comentar del producto y de las condiciones del mercado. Por lo menos, como le dije, no le habían ofrecido sartenes ¿Qué habrías hecho tu? ¿Invertirías? ¿Dónde está el truco? ¿Despedirías al Director Financiero de la Empresa de mi amigo? ¿Lo degradarías a mozo de almacén o le duplicarías el sueldo por ser un genio? ¿Cogerías un depósito a plazo más una vajilla?

Sin entrar en temas técnicos de cómo se ha estructurado el producto, si aplicamos la lógica deberíamos seguir los siguientes pasos:

Extraer lo verdaderamente importante de todo lo que nos ha dicho el comercial. A este respecto qué nos interesa:

  • Nos pagan cupones de un 10% anual si tres empresas aumentan su valor.
  • Tres empresas sólidas y diversificadas.
  • Son sólidas y pagan dividendos casi todos los años.
  • El tipo de interés de mercado es un 2,5% anual.
  • El producto es a 5 años; pero para nuestro ejemplo no lo vamos a utilizar.
  • No hay sartenes.

Viendo la descripción del producto cabe la pena preguntarse si éste está bien remunerado: me pagan mucho, me pagan poco y si es posible que no cobre un euro en cinco años. Luego parece que todo debe centrarse, como siempre en finanzas, en si la remuneración del producto va en línea con el riesgo que asumimos.

Nuestro comercial de la sucursal nos embauca con su retórica y nos hace creer que cosas teóricamente no buenas para este producto lo sean. Se aprovecha de nuestro conocimiento estanco y lo activa a voluntad. Utiliza conceptos que aparentemente son buenos y hacen que den cierta solidez al producto. Este es el caso de la diversificación. Siempre se nos ha dicho: la mejor inversión es la más diversificada; pero hay casos en los que no es así y éste es uno de ellos. Si las tres empresas deben incrementar su valor para que cobre, con que falle una ya no lo logro. Qué más da que falle una o las tres. Necesito que se muevan en el mismo sentido. Esto se logra si la cartera no está diversificada por Sector o País. Si incorporamos empresas de sectores o países buscando la mayor diversificación en nuestra cartera es malo, siempre habrá alguna que pueda fallar por tema del mercado o país donde opere. Prefiero que esté poco diversificada y que no suba el valor de las tres un año a que vayan fallando todos los años alguna. Cobro cuando todas suben luego busco que estén muy correlacionadas, término opuesto a diversificadas.

También nos dice que son buenas empresas: sólidas y que reparten dividendos casi todos los años. ¿Esto es bueno? ¿Qué sucede cuando una empresa reparte dividendos? Por un lado sé que no van a quebrar fácilmente, luego el riesgo a que me fueran a pagar si fuera acreedor es menor; pero aquí se trata de que suba el valor de las acciones. Y el riego de contrapartida lo tengo con la Entidad Emisora y no con estas sociedades. Si una empresa reparte dividendos el valor de sus acciones disminuye.

¡¡Pues vaya!!. Comenzamos a ver que tal vez este producto tenga más riesgo del considerado inicialmente y, por lo tanto, tal vez la remuneración no es correcta. Nuestro conocimiento departamentalizado, la retórica comercial y el no haber usado la lógica básica nos podría estar jugando una mala pasada.

El problema que tenemos es que no sabemos si el producto paga en función del riesgo que asumimos, por lo cual deberíamos determinar cuánto se nos debe remunerar.

Esta valoración es fácil. Con las matemáticas de COU o unas mínimas nociones de probabilidad vamos a lograrlo.

La información de la que disponemos es la siguiente:

  • Las empresas están muy diversificadas. Por lo tanto que suba el valor de una no implica que suba el de otra o viceversa. Esto con tres compañías. Si se trata en términos estadísticos serían sucesos independientes, es decir, que un suceso no afecta a otro en su comportamiento probabilístico. Gracias a la diversificación.
  • Si reparten casi todos los años dividendos, digamos, en el mejor de los casos, año sí año no, y cuando esto sucede baja el valor de las acciones, la probabilidad de que el valor de una sociedad suba podría ser de 0,5%. Si se reparte dividendo (0,5%) baja el valor y si no se reparte (0,5%) sube el valor. Gracias a la solidez.

¡¡¡Ya tenemos todo para valorar!!! Comencemos:

Primero lo haremos para una acción y luego directamente para nuestra cartera.

Si la probabilidad de que suba mi valor, y por ende cobre, es de 0,5%, ¿qué tipo de interés de mercado debería remunerar mi inversión de acuerdo con el riesgo asumido?

En términos de probabilidad sería: 0,5%(probabilidad de suba el valor)*tipo interés que remunere el riesgo asumido = 2,5% (tipo de interés de mercado)

Si despejamos nuestra incógnita, es decir, mandamos dividiendo la probabilidad al otro lado de la igualdad de forma que tengamos el cociente entre el tipo de interés de mercado y la probabilidad de cobrar, obtenemos un 5%. Luego si mi cartera fuera de una acción me deberían pagar un 5%.

Ahora bien, tengo tres compañías. Como habíamos dicho, son sucesos independientes luego la probabilidad de cobrar de la inversión quedaría definida como la probabilidad de que suba el primer valor, por la probabilidad de que suba el segundo valor y por la probabilidad de que suba el tercer valor. Total, 0,5%*0,5%*0,5% ó 0,125%. En consecuencia, si seguimos lo comentado para un valor, el tipo de interés de mercado que remunera mi inversión sería el cociente entre el tipo de mercado y la probabilidad de subida del valor. Luego sería 2,5% entre 0,125%. Si cogéis una calculadora veréis que sale un 20%.

Pues bien, terminados estos cálculos, y para no hacerme largo en mi relato, llamé a mi amigo y le dije que la remuneración era baja para el riesgo asumido y que deberían pagarle un cupón anual del 20% mínimo. Mi amigo llamó a la sucursal para decirles que no iban a suscribir el producto porque la remuneración no era acorde al riesgo de la inversión.

*Antonio Pérez es Director del Área de Consultoría

Algunos puntos de la reforma laboral

En algo más de un mes de vigencia del Real Decreto 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, que tanta polémica ha suscitado, mucho se ha hablado, y lo que nos queda, acerca de la disminución de 45 a 33 días de indemnización para los despidos declarados improcedentes, así como la posibilidad por parte de la empresa de reducir el salario a sus trabajadores dentro de la flexibilidad que la reforma permite, del “fomento del despido”…

Pero la reforma va mucho más allá de todo eso, podemos hablar de cuatro grandes bloques de modificaciones que son (o que se pretenden): la empleabilidad, permitiendo que las empresas de trabajo temporal funcionen como agencias de colocación, el fomento de la contratación, punto que más adelante veremos en mayor profundidad, flexibilidad interna, lo que permite a la empresa adaptar el capital humano a sus verdaderas necesidades para su mejor gestión, y en último lugar, las medidas para mejorar el mercado de trabajo, o en otros términos, el despido colectivo y el despido por causas objetivas.

En aras de ver la botella medio llena, en este post me quiero centrar en el fomento de la contratación. Para ello entiendo que es necesario que sepamos a quién va dirigida en mayor medida esta reforma, porque todos tendemos a pensar que siempre se favorece a los mismos, las grandes empresas, pero en este aspecto en concreto, fundamentalmente, se favorece la contratación a empresas de menos de 50 trabajadores (leemos en el Real Decreto: “Las empresas de cincuenta o menos trabajadores constituyen, según datos del Directorio Central de Empresas del Instituto Nacional de Estadística, el 99,23% de las empresas españolas.”).

Con este fin se regula el “contrato de apoyo a emprendedores” a través del cual se prevé una serie de incentivos fiscales para empresas con menos de 50 trabajadores si se contrata a un menor de 30 años, impulsando así la incorporación de los jóvenes al mercado laboral; adicionalmente si se contrata a una persona beneficiaria de una prestación por desempleo la empresa tendrá derecho a una deducción fiscal, por tanto lo que se busca es disminuir la tasa de paro. Además disponen de bonificaciones en cuanto a la Seguridad Social si al desempleado que se contrata pertenece a uno de los grupos que hoy en día tienen mayor dificultad de inserción en el mercado laboral como son los jóvenes, mujeres y mayores de 45 años. Además, esta contratación debe ser de al menos 3 años de duración, de otra manera la empresa estaría obligada al reintegro de los incentivos o bonificaciones de que se haya beneficiado.

Teniendo en cuenta que la mayoría de empresas españolas son PYMES, creo que se debe fomentar su viabilidad económica con estas ayudas, y tal vez, es incluso una gran medida para su viabilidad la reducción de las indemnizaciones por despido, porque puede que eso marque la diferencia que permita su continuidad en el tiempo o se vea abocada al cierre… A veces que uno gane un poco menos, puede suponer la permanencia en el mercado laboral de muchos otros…

* Patricia Sálamo es Abogada de Audalia Abogados

El que avisa no es traidor

A estas alturas de la película no digo nada nuevo al afirmar que las arcas del Estado están llenas de telarañas. Es por tanto capital, encontrar y aprobar los medios necesarios para llenarlas a la mayor brevedad posible y hacer posible que España pueda cuadrar sus cuentas ante Bruselas.

Prueba de esa necesidad de ingreso público, es el nuevo Plan Anual de Control Tributario y Aduanero 2012 aprobado por  la Dirección General de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y publicado en el BOE el pasado 1 de marzo, cuyo objetivo fundamental, según la AEAT es la lucha contra el fraude fiscal.

El Plan se centra en tres campos de actuación: comprobación e investigación del fraude tributario y aduanero, control del fraude en fase recaudatoria y la colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administraciones Autonómicas.

Dentro de las  actividades de comprobación e investigación del fraude tributario y aduanero los esfuerzos de la Administración se centrarán principalmente en:

–       Lucha contra la economía sumergida mediante control de las importaciones y venta de productos procedentes de Asia; detección de arrendamientos de vivienda y locales de negocio no declarados.

–       Persecución de conductas fraudulentas como la emisión de facturas falsas.

–       Persecución de entramados societarios utilizados por profesionales, artistas y deportistas utilizadas para deducir gastos personales.

–       Control de operaciones con pago en efectivo de importe elevado

–       Afloración de rentas ocultas en paraísos fiscales

–       Firma de nuevos acuerdos de intercambio de información con Andorra, Panamá, Bahamas y Antillas Holandesas

–       Proseguir con la estrecha colaboración con la Tesorería de la Seguridad Social y la Inspección de Trabajo

En relación con el control del fraude en fase recaudatoria la administración pública hará un esfuerzo especial por lograr el cobro efectivo de la deuda tributaria derivada de las liquidaciones y sanciones emitidas al contribuyente. Para ello contará con:

–       Evitar aplazamientos de pago cuyo fin sea dilatar o no realizar el pago de impuestos

–       Medidas de embargo preventivo de bienes

–       Medidas de aseguramiento del pago de responsabilidades derivadas del delito fiscal, llegando incluso a la solicitud del ingreso en prisión

–       Actuaciones sobre autoliquidaciones sin ingreso asociado

–       Investigación de la situación patrimonial de los deudores declarados insolventes

En cuanto a la colaboración entre la AEAT y las Administraciones Tributarias de las Comunidades Autónomas, las actuaciones en este campo se centrarán en la investigación de:

–       Constitución de rentas vitalicias entre particulares

–       Comprobación de Impuesto de Patrimonio para ejercicios no prescritos

–       Operaciones societarias declaradas exentas en ITP y AJD

–       Aplicación de beneficios fiscales en ISD

–       Comprobaciones de valores realizados por las CC.AA.

–       Cambios en domicilios fiscales de los contribuyentes

Así pues, avisados estamos. El compromiso de la AEAT es claro: luchar contra el fraude y participar activamente en el proceso de consolidación  fiscal que España debe afrontar en estos momentos, y para ello contará con  todos los medios a su alcance para lograrlo.

* Marta González es Gerente del Área de Asesoría

Sillón directivo, ¿sólo para hombres?

El artículo 45.1 de Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, hace referencia a la igualdad de oportunidades laborales, y señala que: “Las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los representantes legales de los trabajadores en la forma que se determine en la legislación laboral”

Dicho esto hay que tener en cuenta que en Europa y especialmente en España, los datos actuales no se corresponden con lo que indica el citado artículo, pese a que en su punto 2, establece que aquellas empresas con más de 250 trabajadores deben orientar las medidas recogidas en el apartado 1, a la creación de un plan de igualdad que siga las directrices señaladas en el artículo 46 de la misma Ley, con el fin de evitar sanciones impuestas por la Inspección de Trabajo, muy a la orden del día en los tiempos que corren.

Extraído de las últimas encuestas europeas, Viviane Reding, comisaria europea de Justicia y Derechos Fundamentales, ha insinuado que “si Lehman Brothers hubiese sido Lehman Sisters, quizá todo hubiese ido mucho mejor“.

Viviane apuesta por la importancia del talento femenino dentro de los equipos directivos de las empresas. De momento, la presencia de mujeres directivas en las empresas europeas apenas llega al 14% y en España el porcentaje es incluso inferior, situado

alrededor del 11%, teniendo en cuenta que en países como Malta el porcentaje de presencia femenina es de apenas el 3%, la cifra española no es de las peores.

Estos datos provienen de un informe presentado recientemente en Bruselas, cuyo objetivo es tomar medidas para aumentar la presencia femenina en los puestos de responsabilidad en las empresas.

El año pasado la comisión europea apoyó un acuerdo voluntario de igualdad de oportunidades laborales de altos mandos, ante el que solo han respondido propiciamente 24 entidades. La CE afirma también que la representación femenina en los equipos directivos con sus decisiones, proporcionan resultados más eficientes y sensatos, que a su vez hacen aumentar los beneficios de las compañías.

El objetivo principal de este acuerdo es alcanzar para el año 2015 un 30% de mujeres en puestos directivos y que en 2020 esta cifra aumente hasta un 40%. De lo contrario, sería necesario introducir cuotas obligatorias en las grandes empresas europeas. Si bien Reading no está de acuerdo con esta medida, cree que es la más efectiva para alcanzar las cifras anteriormente mencionadas, ya que países como Francia, Italia y Bélgica cuentan hoy en día con sanciones económicas para aquellas empresas que no cumplan con la medida de la cuota obligatoria.

En este sentido, hay que destacar que actualmente las mujeres cuentan en mayor medida con la preparación, capacidades y habilidades para resolver y asumir retos en el mundo empresarial, y aunque  hay cada vez más presencia femenina en el sillón, aun nos queda un largo camino por recorrer.

*Maried Parada es Asesora Laboral en el Área de Asesoría

Feliz aniversario

Parece mentira que ya haya pasado un año, pero es así.

Hace un año comenzábamos la andadura de este blog, en el que los profesionales que integramos AUDALIA estuviésemos de alguna manera más cercanos a nuestros clientes y todo aquél que nos quisiera visitar.

El tiempo pasa volando, comenzábamos hace un año con una idea general y unos objetivos que pretendíamos cumplir, pero con un camino que no estaba todavía muy claro.

Un año ya dónde nos hemos hecho un pequeño hueco dentro de la lectura de nuestros usuarios, en el que hemos plasmado más de 110 post. Un año en el que poco a poco vamos abriéndonos hueco en las redes sociales.

En esta celebración, quiero dar las gracias al pilar fundamental sin el que el blog de AUDALIA no hubiese cumplido este primer año, los profesionales que integran AUDALIA y que han participado en este blog aportando su granito de arena al proyecto.

Por último muchas gracias a todos, sobre todo a los que deciden perder un poquito de su valioso tiempo leyendo nuestros post.

Encuesta de MSI “Indice Global MSI Feelgood” (II)

En un post que publicábamos el pasado 23 de enero, os facilitábamos los resultados obtenidos de un estudio que realizó MSI, asociación internacional de firmas profesionales independientes, con representación en más de 100 países, y con más de 250 miembros (entre los cuales se encuentra AUDALIA).

Este índice pretendía agrupar la percepción de bienestar que tienen las empresas de un país y extrapolarlo a un entorno global. La idea era reflejar el tamaño de las diferentes economías de los países que respondieron para posteriormente ser analizadas Joe Nellis, profesor de Economía Internacional de Gestión en la Cranfield School of Management, una de las principales escuelas de negocios del Reino Unido.

Pues bien, tenemos nuevos resultados que complementan al estudio anterior, los cuales indican que ha habido algunas variaciones regionales en términos de confianza empresarial.

Las perspectivas de la economía mundial siguen siendo motivo de preocupación para este año 2012. Según el Profesor Nellis “El año que viene va a ser un reto para muchas regiones y países de todo el mundo, en su conjunto se espera que la economía de la eurozona entre en una recesión moderada”.

Si quieres tener más información acerca de este estudio puedes verlo pulsando aquí.

Encuesta de MSI “Indice Global MSI Feelgood”(I)

Cristal Clear (transparencia y confianza para todos)

Para lo público también.

Estamos en fase de cambios, cambios que suponen evolución, y que nos pueden mejores como sociedad. Tenemos esta oportunidad y en ocasiones uno se pregunta si vamos en la dirección adecuada.

Uno de los valores más representativos es la CONFIANZA, la confianza en las personas, en las empresas, en las instituciones públicas, y por supuesto al final, en los países. Lo estamos aprendiendo estos últimos años a base de bien, con la famosa prima de riesgo, rescates de países, etc…

Esta CONFIAZA se construye desde la base. Pues bien, para que exista confianza se debe establecer un sistema de información TRANSPARENTE,  junto a unos mecanismos de control razonables, que vigilen el cumplimiento de los principios y criterios establecidos, y el grado de cumplimiento de dicha TRANSPARENCIA. El mercado, o la justicia,  sancionará a los que no cumplen dichos criterios.

La confianza en las Corporaciones públicas españolas no está en sus mejores momentos, pérdidas acumuladas, apalancamientos excesivos, estructuras de empresas mercantiles alrededor de corporaciones públicas para que no computen en el déficit autonómico o municipal…

Una de las razones de dicha falta de CONFIANZA es que no se han establecido mecanismos adecuados de información transparentes y su posterior control, y los que existen (Tribunal de Cuentas e Intervención General del Estado, además de las Sindicaturas de Cuentas en Comunidades Autónomas), son claramente insuficientes.

Sirva el ejemplo de que en Cataluña, existen 35 auditores para auditar las cientos de entidades públicas objeto de análisis. Como es lógico sólo se revisan cada año un pequeño porcentaje del total. Recientemente el Parlamento catalán ha aprobado una asignación presupuestaria para que las empresas de auditoría privadas colaboren con la Sindicatura para ayudarles en la tarea de revisar las cuentas.

La iniciativa es necesaria, pues el sector público necesita también, como la economía privada, de los mecanismos de control adecuados. Las firmas de auditoría deben participar en dichos procesos si los recursos públicos no son suficientes para poder abarcar el trabajo. Otro tema es que no se establezcan partidas presupuestarias para dicho destino, con la excusa de que no hay dinero.

Los políticos deben establecer esos mecanismos adecuados y razonables de transparencia y  control, con entidades públicas y firmas de auditoría privadas, para que el valor de la Confianza se revitalice. ¿Se atreverán los políticos con esta reforma del sector público? Ya lo veremos. Clear cristal.

Y para los pequeños

La transparencia parece que se va a quedar sólo para algunas organizaciones. Las pequeñas, con la excusa del excesivo coste administrativo, tendrán menores requisitos de información.

Efectivamente, se ha adoptado esta semana la Directiva que exime a las Pymes de trámites y gastos de información económica. El Consejo de Europa adoptó esta semana oficialmente la Directiva destinada a eximir a las empresas más pequeñas de la obligación de presentar informes financieros y contables, tras el acuerdo previo alcanzado con el Parlamento Europeo en la propuesta de la Comisión presentada en noviembrede2011.

Ahora los límites para presentar información se han establecido en cumplir dos de los tres siguientes:

–          Volumen de negocio neto menor de 700.000 €

–          Total Activo menor de 350.000 €

–          Número de empleados , menos de 10.

La Directiva permitirá que los Estados miembros puedan eximir a las pymes de la publicación de sus cuentas anuales.

Veremos que hace España en el plazo de dos años que tienen los países  para trasponer las directivas europeas, pero los vientos que soplan por Europa, con la excusa de reducir costes, son de tormenta. La reducción de la transparencia en la información no supone avanzar en la confianza en los mercados. Y esto vale para las entidades públicas, las grandes organizaciones, medianas y pequeñas, cada una en su justa medida, pero vale para todas.

El siguiente paso, para reducir costes, podría ser eliminar la auditoría en las empresas que no coticen o no sean de interés público, o a lo mejor para reducir costes tenemos que eliminar el mantenimiento de los aviones o las revisiones periódicas de los trenes, camiones y autobuses que circulan por Europa… Parece claro que no es la vía adecuada para reducir accidentes!

Trabajemos para prevenir accidentes de información y transparencia, en definitiva para aumentar la confianza entre todos. Y esto tiene un coste, razonable, pero se debe asumir. Cristal Clear.

* Santiago Alió es Socio Director de Audalia