Archivo para Diciembre, 2011

Conferencia Internacional Lumesse para clientes

26.12.2011 Creado por Audalia Lumesse Sin comentarios

El próximo 18 de Enero, como cada año, Lumesse organiza un evento exclusivo para sus clientes en el que se ofrecen interesantes conferencias y se comparte información sobre próximos desarrollos de los productos.

El evento tendrá lugar en la Torre Millbank situada en el centro de Westminster en Londres.

Para ver la agenda completa y registrarse pulse aquí.

Acceso a la profesión de auditor

23.12.2011 Creado por Carolina Cortinas Sin comentarios

Como muchos sabéis, el sábado pasado algunos de nuestros compañeros de auditoría realizaron el examen de aptitud práctico para el acceso al ROAC. A lo largo de las últimas semanas, según nos comentan, mucha gente les ha estado preguntando “pero ese examen, ¿para qué vale?”.

Bueno, lo primero sería explicar qué es exactamente el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC). Se trata de un registro dependiente del Ministerio de Hacienda en donde están inscritos de forma obligatoria todos los profesionales y sociedades autorizados para el ejercicio legal de la auditoría de cuentas. Uno de los requisitos para poder inscribirse en dicho Registro es aprobar el mencionado examen práctico.

Pero no es el único requisito. Para ser inscrito como miembro persona física del ROAC es requisito indispensable: ser mayor de edad, tener la nacionalidad de algún país miembro de la UE, carecer de antecedente penales y haber obtenido la correspondiente autorización del ICAC.

Para obtener la autorización del ICAC, tanto en España, como en otros países de la Unión Europea se contemplan dos vías diferentes, una denominada <<vía académica>>, que requiere que el candidato posea un título universitario, y otra denominada <<vía profesional>>, en la que no es necesario dicho título universitario pero sí se requiere una mayor formación.

Los requisitos necesarios si seguimos la <<vía académica>> son:

  1. Título Oficial Universitario. Licenciado, ingeniero, profesor mercantil, arquitecto o diplomado universitario.
  2. Formación teórica, en materias específicas de contabilidad, auditoría y otras disciplinas auxiliares.
  3. Examen de aptitud profesional Teórica.
  4. Formación Práctica. La formación práctica deberá de ser de al menos tres años, siendo necesario que al menos dos años se hayan realizado con un auditor de cuentas ejerciente.
  5. Examen de aptitud profesional Práctica. Este es el examen que nuestros compañeros hicieron el pasado sábado y cuya experiencia nos contarán seguro “por aquí”.

La <<vía profesional>> puede ser seguida por los que, a pesar de tener estudios que les faculten para la entrada en la universidad, no posean un título de enseñanza superior. Para compensar la ausencia de dicho título la formación práctica será de al menos ocho años de los cuales cinco años deberán haber sido realizados con una persona o entidad habilitada para la auditoría de cuentas y que se encuentre legalmente en el ejercicio de esta actividad.

En definitiva, y contestando a la pregunta de “¿y este examen para qué vale?, podemos decir que vale para poder pertenecer al ROAC y así poder firmar informes de auditoría.

Como veis son bastantes los requisitos que se necesitan para llegar a firmar un informe de auditoría, que además muchos critican ya que consta de una, dos, tres o como mucho cuatro páginas. Sin embargo la responsabilidad implícita en esa firma es de gran valor profesional.

Feliz Navidad a TOD@S!!!

Carolina Cortinas es Auditora del Área de Auditoria

Cierre sociedades 2011

22.12.2011 Creado por Gema Gutierrez Sin comentarios

Aun no es sabido cómo influirá el cambio de gobierno en el Impuesto sobre Sociedades, además, las modificaciones que se produzcan serán ya para siguientes ejercicios, no para este 2011 que está a punto de acabar. Conviene en estos días echarle un vistazo por si pudiera tomarse alguna medida para reducir la cantidad a pagar.

Durante los últimos años la tendencia por parte del Gobierno ha sido eliminar las múltiples deducciones que existían en este impuesto hace unos cuantos años, quedando vigentes para el ejercicio 2011 sólo 5 artículos de los 9 que se incluían en el capítulo IV del Real Decreto Legislativo 4/2004. Asimismo, estas 5 deducciones (edición de libros y producción cinematográfica, I+D, adquisición de bienes del Patrimonio Histórico Español, creación de empleo para discapacitados y reinversión de beneficios extraordinarios), salvo en empresas de determinados sectores y características, son de escasa aplicación en la mayoría de las empresas que componen el entramado empresarial español.

Queda aún vigente también para el ejercicio 2011 (según disposición transitoria 20ª de la LIRPF) la Deducción por gastos e inversiones para habituar a los trabajadores al uso de nuevas tecnologías de la comunicación e información.

Esta deducción también es de  aplicación para las pequeñas y medianas empresas.

Desde el 1 de enero de 2011 el criterio para poder beneficiarse del régimen especial de PYMEs se ha visto modificado, pasando a ser considerado como tal aquellas empresas cuyo importe neto de la  cifra de negocios sea inferior a 10 millones de euros durante el ejercicio anterior.

Como  novedad decir que es posible aplicar este régimen en los tres periodos impositivos inmediatos y siguientes al de cumplimiento de este requisito, por lo que empresas que en 2011 se encuentren dentro del régimen, podrán disfrutar también de las ventajas fiscales en los ejercicios 2012, 2013 y 2014 aunque en dichos periodos impositivos su cifra de negocios supere el límite.

Recordemos las ventajas fiscales del régimen especial de PYMES:

- Libertad de amortización para inversiones con creación de empleo,

- Libertad de amortización para inversiones de escaso valor (inferior a 600 €)

- Amortización acelerada de inmovilizado nuevo,

- Provisión por insolvencias

- Tipo de gravamen reducido en la parte de la base imponible comprendida entre los 0 y 300.000 euros (en periodos anteriores al 01-01-2011 este tipo reducido se aplicaba únicamente de los 0 a los 120.202,41 euros).

Además, sigue aún vigente el tipo de gravamen reducido por mantenimiento o creación de empleo por el que las empresas con cifra de negocios en el ejercicio inferior a 5 millones de euros y plantilla media inferior a 25 empleados con plantilla media superior a la que tuvieron en el ejercicio 2008 pueden tributar por el 20% en el tramo de base imponible entre 0 y 300.000 euros.

Quizá no pueda hacerse mucho, pero siempre conviene hacer un repaso antes de final de año, por si acaso…

Gema Gutiérrez es Asesora Fiscal del Área de Asesoría